Saltar al contenido

Lindsey Nelson Stadium – Tennessee Volunteers

Vol Ball al pico rocoso

El estadio Lindsey Nelson, justo en el medio del campus Knoxville de la Universidad de Tennessee, está en el lado más pequeño de las instalaciones de béisbol de la SEC. El campo, que se inauguró en 1993 antes de un par de renovaciones en 2010 y 2018, tiene capacidad para 4283 fanáticos, lo que es lo suficientemente bueno como para ocupar el noveno lugar entre las 14 escuelas de béisbol de la SEC de la universidad.

De manera confusa, los Vols juegan béisbol en el estadio Lindsey Nelson en el campo de Robert M. Lindsay, sin correlación. Recientemente ha sido reformado en un campo de césped natural antes de la temporada 2019.

El actual gerente, Tony Vitello, espera agregar más asientos en un futuro no muy lejano. «Desafío a los fanáticos de Vol a mirar el antiguo estadio Ole Miss», dijo Vitello. «El estadio de Mississippi en Oxford: el caparazón es muy similar al nuestro aquí y convirtieron esa cosa en un monstruo… Creo que hay una rivalidad entre todos los equipos de nuestra liga, pero la gente en este estado es genial y son los fanáticos también son grandes deportistas. También necesitamos más asientos en este estadio «.

comida y bebida 4

Los precios de las concesiones en el Lindsey Nelson Stadium son más que justos, con una variedad decente para un parque universitario. Las cajas estándar de nachos, hot dogs, pretzels y palomitas de maíz cuestan menos de $ 5. Solo una caja de palomitas de maíz, rellenable con un adhesivo y del tamaño adecuado, supera los $ 5, llegando a $ 6. Ese efectivo se acepta durante todo el vestíbulo.

Las bebidas son una historia diferente. Una botella de agua cuesta $6 y una taza de recuerdo recargable te costará $7.

Hay varias gradas instaladas alrededor del estadio, la principal justo detrás de las gradas justo en la entrada del parque a través de la taquilla.

Hay un puesto de Petro en el lado de la primera base de la explanada principal, así como algunos puestos que venden bebidas alcohólicas.

Ambiente 5

El estadio Lindsey Nelson es un lugar muy bien mantenido. También es impresionante desde un punto de vista estético. Si bien puede ser obvio por su tamaño, cada asiento de la casa tiene una vista perfecta del campo de juego.

A pesar de estar un poco escondido entre otras catedrales del campus como el estadio Neyland o el Thompson-Boling Arena, Lindsey Nelson es un gran lugar para ver un partido de béisbol universitario.

Distrito 3

Tennessee, a pesar de su reciente éxito en el diamante, no es y nunca ha sido una escuela de béisbol, como se ve en la ubicación del estadio Lindsey Nelson en el campus. Si bien es un buen campo, parece estar en un rincón olvidado del campus cerca de las fraternidades y el patio ferroviario justo al lado del río Tennessee que fluye a lo largo del cercano centro de Knoxville.

En resumen, es un poco difícil pasar por alto a Lindsey Nelson en tu primera visita a la universidad. Está a media milla de cualquier restaurante de la zona, así como a una buena distancia a pie de Cumberland Avenue, que es el principal lugar social en el campus de Tennessee.

El estadio está ubicado junto al campo de entrenamiento de fútbol, ​​a menos de un cuarto de milla al sur del Thompson-Boling Arena, así como a media milla al sur del Neyland Stadium.

Aficionados 5

Tennessee era el equipo número 1 de la nación en el momento de la visita del Stadium Journey. Los fanáticos de Vols son apasionados y alborotadores, incluso durante un juego entre semana en medio de la temporada de béisbol universitario. Un número abrumador de fanáticos transforma la explanada principal del estadio Lindsey Nelson en un mar de naranja para una racha regular de fin de semana contra otra contraparte de la SEC.

Los fanáticos a menudo llegan temprano a los partidos, liderados por la sección de estudiantes que llega casi una hora antes para la mayoría de los partidos, y se les llama acertadamente «Leyendas de Lindsey Nelson».

Acceso 2

Especialmente últimamente, el estadio Lindsey Nelson ha tenido un pequeño problema de estacionamiento. Hay espacios de estacionamiento limitados directamente en el borde del estadio, y las tarifas pueden alcanzar hasta $ 10-20 en las inmediaciones del parque.

El tráfico, ya sea debido a los residentes del campus o simplemente al mal diseño de las calles, suele ser un obstáculo en los días de juego. Se recomienda encarecidamente que llegue temprano y tenga un plan al estacionar. Para aquellos a quienes no les importa caminar, el garaje G-10 justo al final de la calle, a menos de 3/4 de milla del estadio Lindsey Nelson, es una buena opción para aquellos que buscan evitar las molestias.

Retorno de la inversión 4

El estadio Lindsey Nelson puede no ser el lugar de béisbol más grande de la Conferencia Sureste, pero el entretenimiento general ciertamente no tiene éxito. Como se mencionó anteriormente, el único verdadero dolor de cabeza del día gira en torno a navegar hasta el estadio.

Sin mencionar que las entradas suelen ser baratas para lo que se ha convertido en una excelente producción de diamantes para ver en las últimas temporadas.

3 adicionales

Tennessee pintó algunos murales de béisbol justo afuera de la entrada del estadio. Hay muchos lugares hermosos para tomar una foto durante su visita al estadio Lindsey Nelson.

Comprar equipos y merchandising es un desafío: solo hay unos pocos puestos que venden equipos Vols en la sala principal del estadio. En total, puedes recorrer todo el campo en menos de cinco minutos.

Pensamientos finales

El estadio Lindsey Nelson refleja a Knoxville en que es fácil pasarlo por alto, pero sigue siendo divertido y gratificante. Su base de seguidores es apasionada y sigue siendo un excelente lugar para ver el pasatiempo estadounidense.

Preste atención a los preparativos para el día de su juego: asegúrese de que haya un plan para cruzar el campus de UT Knoxville y un partido en el estadio Lindsey Nelson será gratificante.

__________

¿Te gustó este contenido? Ayude a apoyar nuestro trabajo convirtiéndose en un seguidor de Stadium Journey en Patreon. Los niveles de soporte comienzan en solo $ 2 por mes.